martes, 30 de agosto de 2016

FRANCESC VIVES: CRÓNICA DE LA XX CORSA E CAMINADA DES 15 POBLES


Primera carrera al final de la temporada alta de trabajo, una carrera a la que tenía que volver ya que en la edición anterior fue la primera de 3 con problemas musculares y no pude disfrutar como podía, además conocí a Álvaro, que me ayudo a terminar con dignidad y quedamos en vernos en la siguiente edición.

Quedamos de nuevo Isaías y yo que no podíamos perdérnosla, con Isaías hice también la anterior edición, en este caso se estrenaba en competición además Elisabeth, en la Corsa de 11km, subimos el día anterior a la carrera para hacer noche y empezar descansados, 22km con 1200m D+ nos esperaban, además hubo alerta amarilla por calor por lo que teníamos todos los ingredientes para no olvidar la carrera.

Domingo después de desperezarnos y desayunar cogimos el primer autobús que nos llevaba a la salida, ésta carrera es de formato lineal, siendo la meta en Vielha y la salida en Es Bordas, transcurre por un trozo de la Vall d’Aran a lo largo de unos 22 km atravesando 15 pueblos en su recorrido, de ahí su nombre, en realidad no es una carrera sino que hay muchas categorías, 5k, 11k, 21k, caminadas, infantiles… es un fin de semana de fiesta en la zona y en la cursa principal con ésta llevan 20 años haciéndola y se nota en lo bien montado y dedicación que le ponen.

En mi caso la carrera la tomo como un entreno ligero por lo que no tengo intención de ir a tope, eso sí, algunos tramos invitaban a “dejarse llevar”. 

Dan la salida con las campanadas de las 9h y salimos rápido desde muy adelante ya que empieza con unos 500m de bajada pero luego se estrecha en subida formando un embudo, superamos con éxito este obstáculo y a partir de ahí Isaías y yo hacemos nuestras carreras a nuestro ritmo, ya que es un “entreno ligero” intento caminar lo imprescindible, prefiero bajar el ritmo pero seguir con el trote ya sea subida, bajada, llano… pero quiero caminar lo mínimo, a partir del km 3 tenemos algo más de 2 km de subida y después el primer avituallamiento del que como tengo costumbre paso sin mirarlo ya que suelen estar a tope de gente, puesto que he decidido cargar con algo de agua sigo adelante y engancho la primera bajada, genial para relajar un poco y recuperar algo de tiempo, casi a mitad de recorrido y también en bajada encuentro un corredor que recuerdo me adelantó poco antes en posición y expresión de dolor por lo que paro y me aseguro que esté bien, le doy un antiinflamatorio que siempre llevo conmigo y al ver que apenas hay sangre le animo a que no pare porque si se enfría será difícil que siga, al final necesito recargar bidón en una de las fuentes que encontramos por los pueblos y parar en el penúltimo avituallamiento ya que el hambre me puede, jajaj, un poco de sandía, puñado de frutos secos y 4 chuches de ahí a hasta la meta apretando un poco el último km.


En meta encuentro a Elisabeth que se ha marcado un carerrón y eso que es su primera cursa, tiene potencial!!!!